Entrevista a Xavier Fuertes, gerente del Col·legi de Periodistes (2010-2016)

Carles Hilario 30 sept. 2013

Xavier Fuertes: "Queríamos un ERP que se adaptara a nosotros y no nosotros a un ERP"


/file/XavierFuertes_1150px_ample.jpg

BARCELONA - Xavier Fuertes, gerente del Col·legi de Periodistes de Catalunya y cliente de NaN·tic, detalla en esta entrevista qué necesidades de gestión tenía su entidad y porque optó por implantar una solución de software libre. El directivo asegura que tiene muchas esperanzas puestas en las posibilidades de crecimiento y mejoras que ofrecen los programas de gestión empresarial open source.

¿Cuáles son las necesidades de gestión del CPC?

El CPC tiene dos entidades para gestionar: el propio colegio, una entidad de servicios para los profesionales del periodismo, y además, un conjunto de 13 quioscos en el centro de la ciudad de Barcelona.

¿Qué herramientas utilizaba hasta ahora?

El colegio tenía diferentes software dispersos para la gestión de las diversas áreas de la entidad. La parte más importante era gestionada con un programa informático muy antiguo que no resolvía nuestras necesidades actuales y mucho menos permitía pensar en retos de futuro.

¿Por qué decidieron cambiar las herramientas de gestión?

La obsolescencia de las herramientas con las que trabajábamos era evidente y no se había encarado antes por falta de iniciativa y también de recursos. Estábamos convencidos de que las herramientas de que disponíamos nos limitaban mucho.

¿Cuál fue el proceso ? ¿Como se asesoraron?

Contratamos los servicios de una empresa consultora, Àbacmedia, que nos presentó un estudio de las alternativas viables y asequibles que había en el mercado.

¿El software libre fue la primera opción desde el primer momento?

Efectivamente, esta consultoría puso sobre la mesa las herramientas open source como opción más razonable y que más se ajustaba a lo que necesitábamos.

¿Por qué?

El software libre nos garantizaba no ser cautivos de una marca o de un fabricante concreto, la comunidad que había detrás de cada herramienta nos aseguraba la continuidad del producto y, finalmente, también aseguraba la constante evolución del mismo. Ante este escenario no contemplamos ninguna alternativa que no fuera open source.

¿Cuáles eran las principales ventajas que veía en el software libre?

Las mismas que señalaba antes: seguridad, libertad, crecimiento... No queríamos ser esclavos de un fabricante. Queríamos un ERP que se adaptara a nosotros y no nosotros a un ERP.

¿Y las principales dudas o inconvenientes?

El software libre era un territorio que el colegio no conocía y por lo tanto tuvimos que ser valientes. El atrevimiento ha valido la pena.

¿Cómo conoció NaN·tic?

Buscando distribuidores y implantadores de ERPs en software libre en Catalunya.

¿Cómo ha ido el proceso de implantación?

Complicado en cuanto a la mecanización de los quioscos pues es la primera vez que se aborda de una manera integral, pero NaN·tic ha dado las respuestas apropiadas que esperábamos.

¿Qué mejoras en la gestión de la entidad cree que obtendrá inmediatamente?

Conocimiento del flujo de información de las compras, las ventas y la rotación de productos en los quioscos; la posibilidad de tomar decisiones de mejora y de innovació ; más información y mejor comunicación con los colegiados... Además, este nuevo ERP alimenta directamente nuestra página web facilitándonos el trabajo. En definitiva, gestionaremos mejor el colegio y podremos prestar mejor servicio a nuestros asociados.

¿Y a largo plazo?

Esperamos que la escalabilidad del producto nos permita innovar y afrontar las necesidades futuras, algunas de las cuales seguro que todavía ni imaginamos. Queremos estar muy atentos a las mejoras del software por si nos interesa incorporarlas y sacar un rendimiento inmediato.

¿Recomendaría NaN·tic?

Absolutamente.

¿Por qué?

No sólo por el producto sino también por la capacidad de trabajo y el rigor profesional . Las personas son claves en todos los cambios y el equipo de NaN·tic nos ha ayudado en un momento clave de nuestra trayectoria como colegio.

Arriba